Proceso de producción de un puro Cubano

Según la tradición Cubana, el primer y más importante paso en el proceso de la producción de un puro auténtico es la elección cuidadosa de las hojas que se van a utilizar. La calidad de las hojas que van a constituir el interior del puro es la que define el aroma final. Por eso, los productores eligen diferentes partes para el interior del puro, cada una de las cuales es “responsable” de aportar algo diferente al resultado final. Concretamente, se eligen tres partes de la planta: la parte alta que da el sabor, la parte seca del centro de la planta que ofrece el aroma y la parte inferior que se utiliza en la combustión. Tras la elección de las hojas más apropiadas, le sigue su colocación: las hojas en el interior del puro se colocan horizontalmente y en forma de abanico, para que se mantengan todos los sabores de las hojas en toda su longitud. Tras el relleno de la parte interior, se elige también cuidadosamente la hoja que va a constituir la parte exterior del puro, ya que es muy importante para el resultado final.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *